POR QUE Y PARA QUE CANTAN LOS GALLOS.-


Por el Biólogo Ricardo Pedraglio.

 

“…Puede cantar por los poderosos músculos de su garganta y así señala el territorio dónde vive, declara su victoria en una pelea y anuncia que es el rey del gallinero”

¿Por qué canta el gallo?

Está demostrado que el canto del gallo estimula a la ovulación de la hembra. Ese sonido que emite al cantar constantemente el gallo (producido por la siringe), hace que el grupo de gallinas o la gallina a la que corteja el gallo, estén estimuladas constantemente y con mayor frecuencia durante la época de celo. Incluso, el canto que emiten los machos es para alertar a las hembras de su posición y hace que las hembras estimuladas (a quienes les agrada ese sonido) se acerquen y busquen al macho, quien esta tratando de ubicar ejemplares del sexo opuesto.

Se denomina “Época de Celo”, al periodo previo a la ovulación de la gallina y antes del apareamiento por parte del macho. Se hace efectiva con el llamado “Beso Cloacal” (secreción del gallo antes de lanzar el semen) y la copulación del gallo.
Otra gran razón por la que canta el gallo es para efectuar una especie de “competencia de persuasión psicológica” contra otro gallo (rival). Los cantos que ambos contendores emiten, van indicando desde ya quien pude ser más o menos agradable para las hembras o sea, quien estimula más a las hembras. Ellos emiten el canto como una especie de reto y competencia a la vez.
En el gallo, primero se lleva a cabo el enfrentamiento psicológico, en donde tratan de persuadir al contrincante, con el mejor canto, la belleza, talla, color de plumaje, movimientos, rito sexual (danza acompañada del despliegue de las alas y roce de las uñas contra ellas), etc. Sin querer, están también emitiendo olores que se captan el uno al otro y las hembras sienten la presencia de “compatibilidad genética” o no de uno u otro ejemplar. Pero esto no acaba allí. Luego si ni uno de ellos es persuadido por el otro, recién entrarán en la lucha cuerpo a cuerpo, claro está que desde ya, uno de ellos ya se dio cuenta de cierta superioridad del rival y la preferencia de la gallina hacia el otro.
El proceso de lucha en los gallos salvajes es corto pero riguroso. Las espuelas y el acierto acompañado del poder de las patadas, son las que definen en este momento, quien es quien podría continuar la evolución de esa especie. En cambio el gallo perdedor desaparece del escenario y tratará de tomar su tiempo, curar sus heridas y elevar la moral para volver a buscar un grupo de gallinas y tratar de tener mejor suerte. Posiblemente le vaya bien con un grupo de gallinas no compatibles genéticamente.
A diferencia de ellos, en los gallos de combate, se unen otras cualidades como la casta, la bravura, la intolerancia de un gallo al ver otro gallo, para poder definir quien es el mejor mediante la pelea, por el mismo hecho de pelear o defender a su pareja o quien se queda con la gallina.
Pero claro está, que si uno pusiese delante del gallo: una taza con alimento, una gallina y otro gallo, frente a este; sin duda el gallo preferirá eliminar al contrincante antes de elegir a las otras dos alternativas, que son en realidad consideradas por el ser humano, como los dos placeres más grandes que nos hayan dado. El gallo no lo ve así, ellos si van de frente a la lucha, en cambio el hombre huiría o evadirá la pelea (si es que no existiera algún motivo para tenerla), prefiriendo elegir cualquiera de las otras dos opciones.

Nota: El paso del aire creado por la expiración, bien sea haciendo vibrar a la membrana (siringe), o que ésta produzca una serie de remolinos en el flujo de aire, se traducen en la emisión del sonido del canto.

Se han visto muchos casos en los que las gallinas cantan al igual que los gallos y la mayoría de veces, estas gallinas suelen copular o hacer el mismo movimiento de copula que los gallos.

En estos casos, se debe a que las gallinas aumentan el nivel de hormonas masculinas y actúan de esta manera. En muchos países y pòr falta de conocimiento y ante lo extraño, raro y desconocido, nuetro ingenio ingenuo, despierta una serie de especulaciones y culpan a la gallina que canta, como un mal augurio para la familia. Dicen que un miembro de la familia va a morir.

Copyright © Gallos Pedraglio 2006